CLASES DE ENCUADERNACIÓN

Rústica cosida: El libro va forrado con una cubierta flexible de papel o cartulina, pegada al lomo. Los cuadernillos van cosidos entre sí con hilo vegetal. Buena calidad, máxima resistencia, larga duración, precio de coste medio/alto.

Rústica fresada: El libro va forrado con una cubierta flexible de papel o cartulina, pegada al lomo. Los cuadernillos van unidos al lomo exclusivamente con cola. Aceptable calidad, aceptable resistencia, media duración, precio de coste bajo.

Rústica PUR: El libro va forrado con una cubierta flexible de papel o cartulina, pegada al lomo. Los cuadernillos van unidos al lomo con un adhesivo especial de tipo Poliuretano. Buena calidad, buena resistencia, larga duración, precio de coste medio.

Tapa dura: El libro va forrado con una cubierta realizada en cartón compacto, pegada al lomo y sujeta mediante las guardas, dos dípticos que se colocan al comienzo y al final del libro, habitualmente de papel más resistente que el empleado para el interior del libro. Los cuadernillos van cosidos entre sí con hilo vegetal, aunque en algunas ediciones económicas pueden ir únicamente fresados y encolados. Máxima prestancia, máxima calidad, máxima resistencia, larga duración, precio de coste alto/muy alto.

Espiral: Las páginas del libro van unidas entre sí por una pieza de plástico o alambre forrado de plástico, en forma espiral, que se sujeta al lomo a través de una serie de perforaciones realizadas mecánicamente. Muy usado en libretas y muestrarios. Comodidad de manejo, máxima resistencia, larga duración, precio de coste alto.

Wire-o: Idéntico sistema que la encuadernación en espiral, salvo la forma del alambre, que es abierto por un lado. Muy usado en catálogos y muestrarios. Comodidad de manejo, máxima resistencia, larga duración, precio de coste alto.

NUESTRA RECOMENDACIÓN PARA LIBROS IMPRESOS EN DIGITAL
Rústica fresada, si para el interior se emplea papel offset.
Rústica PUR, si para el interior se emplea papel estucado.